Floculante líquido

El floculante líquido es el producto clarificante más popular para el uso profesional. Habitualmente este floculante se encuentra en garrafas de 1, 5 y 25 litros para su dosificación. Puedes comprar este producto en nuestra tienda online:

En nuestra opinión, se trata del producto que elimina de una forma más eficaz y con resultados más evidentes la turbiedad e impurezas del agua. Si quieres conseguir un resultado óptimo y eliminar todas las partículas que afean el agua de tu piscina, el floculante líquido es tu solución ideal.

¿Qué es el floculante líquido?

Las garrafas de 5 litros contienen esencialmente sulfato de aluminio, también conocido como sulfato de alumina. Sin entrar en especificaciones técnicas, se podría resumir como un líquido muy pesado que es capaz de atrapar y arrastrar hasta el fondo de nuestra piscina todas aquellas partículas que causan su aspecto sucio. Posteriormente, sólo nos queda recoger y expulsar la suciedad.

Floculante líquido

Debemos esperar entre 8 y 12 horas para qué el floculante líquido decante, es decir que se deposite en el fondo de la piscina junto con todas las partículas que causan turbiedad en el agua. Una vez pasado este periodo, deberemos recoger con un limpiafondos manual y muy lentamente para no volver a esparcir el líquido que se encuentra en el fondo de la piscina

¿Cuándo es necesario usar floculante líquido?

El floculante líquido es un producto ideal para utilizar en caso de turbidez en el agua ya sea moderada o una suciedad muy elevada en la piscina. Conviene destacar que su uso no es compatible con el baño, esperar un cierto número de horas para esperar que el productor repose en el fondo de la piscina a fin de que podamos recogerlo. Este clarificante se puede utilizar en, por ejemplo, los siguientes supuestos:

  1. Suciedad tras un uso prolongado de la piscina (muchos bañistas, con lo que se acumula suciedad, sudor, etc.)
  2. Por arrastre de materiales pequeños y partículas que afean el agua de nuestra piscina. Lluvia, viento o polen son los elementos más perjudiciales.
  3. Cuando, sin saber el porqué, el agua de la piscina se encuentra en un estado turbio a pesar de tener los niveles de cloro y pH correctos.

En principio, será necesario un único tratamiento de floculante líquido para conseguir que el estado del agua sea perfecto. También es muy importante destacar que este clarificante debe utilizarse siguiendo las correctas medidas de dosificación, ya que un exceso en su uso puede resultar muy perjudicial y dejarnos restos de floculante que no podamos eliminar.

Dosificación: ¿Cuánto y cómo echar el floculante líquido en la piscina?

Como hemos indicado en el apartado anterior, es muy importante saber la cantidad exacta que debemos verter en nuestra piscina. Puedes mirar aquí cómo calcular cuántos metros cúbicos tiene tu piscina.

Es muy importante señalar que la cantidad a dosificar varía en función de la marca del producto. En cada garrafa se especifican la cantidad ideal que debemos utilizar, y que puede variar en función de la concentración de producto. Habitualmente, lo habitual es 1 litro de floculante líquido para una piscina de 100 metros cúbicos.

Una vez conocemos la cantidad que debemos utilizar es hora de prepararnos para dosificarlo. Sigue estos pasos:

  1. Realiza un lavado de filtro.
  2. Para la filtración de la piscina. El motor deberá estar detenido durante todo el tratamiento.
  3. Toca verter la cantidad de floculante líquido que le corresponde a tu piscina. Para realizar esta tarea, se recomienda utilizar una regadera que permite controlar poco a poco la administración del clarificante a la vez que ayuda a esparcirlo con facilidad. Si no disponemos de una regadera, se recomienda mezclar el floculante líquido con agua e ir vertiéndolo poco a poco: primero siguiendo el perímetro y posteriormente lanzándolo por todo el espejo de la piscina.
  4. Debemos esperar entre 8 y 12 horas para que el floculante líquido arrastre las partículas situadas y la suciedad al fondo de la piscina. Recomendamos que el paso anterior se realice a última hora del día, ya que durante este tiempo de reposo del agua nadie se puede bañar en la piscina.
  5. Pasado el tiempo indicado, observaremos que el agua de la piscina se encuentra transparente y que en el fondo de la piscina se ha acumulado una nube de suciedad.
  6. Con un limpiafondos manual debemos aspirar el fondo de la piscina de manera lenta para no volver a levantar la nube de suciedad. No se recomienda utilizar un limpiafondos eléctrico o hidráulico, ya que genera vibraciones que pueden enturbiar de nuevo el agua.
  7. Tras la aspiración de todo el fondo, debemos realizar un nuevo lavado de filtro para desprendernos de la suciedad acumulada en el filtro.
    Truco: Si encontramos una gran cantidad de suciedad en el fondo de la piscina, es posible pasar el limpiafondos en el paso anterior con el filtro en posición de desagüe (Waste, en inglés). De esta manera, perderemos agua pero también nos aseguramos la expulsión de toda la suciedad (en casos de grandes acumulaciones, en ocasiones el filtro de arena no es capaz de retener toda la porquería y devuelve el floculante sucio a la piscina a través de los chorros de retorno. Este truco es obligatorio en piscinas con filtros de diatomeas y muy recomendable para piscinas con filtro de cartucho.
  8. Una vez aspirado todo el fondo, podemos reanudar la filtración de la piscina con el horario habitual.

Ventajas del uso del floculante líquido

  1. Los resultados de este clarificante son espectaculares: conseguirás eliminar por completo la turbiedad del agua y tendrás un agua transparente.
  2. Este producto no actúa ni varía sobre el cloro ni el pH, ni es perjudicial para el ser humano. Además, su uso únicamente requiere que esté presente en el agua de la piscina durante unas pocas horas ya que después será retirado.
  3. Es ideal para piscinas grandes, comunidad de propietarios y particulares que quieran un resultado excelente en la transparencia del agua de la piscina.
  4. El floculante líquido puede ser compatible con piscinas con filtros de diatomeas y filtros de cartuchos. En estos casos es muy importante que a la hora de recoger el floculante depositado en el suelo de la piscina el proceso se realiza en vaciado para que el floculante no se quede en el filtro, tal como hemos explicado en el paso 7 del apartado anterior)
  5. No deja manchas
  6. Es perfecto para realizar tratamiento de choque en casos de turbiedad muy elevada

Desventajas y contraindicaciones

A pesar de todo el ‘tostón’ que has leído hasta ahora, el floculante líquido es muy sencillo de utilizar. Sin embargo, te conviene leer las siguientes desventajas para tener claro cuándo puedes utilizarlo:

  1. Es un producto de uso más complicado que el floculante en cartuchos o en gel, ya que su dosificación requiere más tiempo y, además, también necesita que estemos un buen rato recogiendo el floculante que se ha depositado en el fondo de la piscina lentamente
  2. Este producto no es compatible con el baño. Aunque no es tóxico, nadie puede estar bañándose en el agua ya que necesitamos entre 8 y 12 horas para que esté producto pesado llegué hasta el fondo arrastrando toda la sociedad. Por eso se recomienda utilizarlo a última hora de la tarde/noche y recogerlo a primera hora de la mañana.
  3. Dbemos realizar un buen cálculo de dosificación o nos enfrentaremos a graves problemas para eliminar el exceso de floculante líquido